Cocine sin arruinarse, ¡es posible!

Consumir solo platos caseros con poco presupuesto, ¿es posible? La respuesta es sí ! Comer de manera saludable mientras se cocina de forma económica es bastante factible. Descubre en esta guía algunos consejos y trucos para preparar buenos platos pequeños a diario sin arruinarte.

Compra en varios lugares

¿Uno de los mejores secretos para cocinar con poco presupuesto? Diversifique sus ubicaciones de compras. Para necesidades básicas como aceite, lácteos, azúcar, harina de trigo, etc., elija productos con grandes descuentos. No dude en comprar marcas privadas para pasta, por ejemplo. Respecto a las verduras de temporada, comprar directamente a los productores locales.

Comprar en línea también es una gran idea para disfrutar de buenos productos. Encontrará, por ejemplo, en los catálogos del sitio https://www.echantillonsclub.com/98234-catalogue-lidl-semaine-promotions.html una amplia variedad de alimentos, desde verduras hasta carnes, todo lo necesario para cocinar ecológico.

Aprenda a identificar los alimentos más baratos

Por supuesto, nada supera a los productos frescos, pero también hay productos enlatados que no representan un peligro para la salud, pero más económicos. Estos incluyen pescado enlatado como sardinas, caballa o atún. Van muy bien con ensaladas. Si es fanático de los alimentos con almidón, reemplace los espaguetis y otras pastas con alimentos naturales y económicos como pan, legumbres o papas sin gluten. También puede limitar el consumo de carne en cada comida, que no solo es poco saludable, sino que está lejos de ser saludable para el cuerpo.

Congelar platos

Para cocinar por menos, aprenda a congelar sus comidas. Asegúresetener una buena conexión de refrigeración Ante todo.

Ahora bien, ¿cómo congelas tus comidas correctamente? Estén atentos a las promociones y compre frutas y verduras, así como carne y pescado en grandes cantidades. Córtelos, cocínelos por primera vez si es necesario, guárdelos en recipientes adecuados y congele todo. Tenga en cuenta que la carne y el pescado se pueden almacenar de forma segura durante 3 meses en el congelador. Para las verduras, será de 10 meses y de 6 a 12 meses para las frutas.

Puedes hacer lo mismo con los platos sobrantes que no hayas terminado. Esto evitará el desperdicio. Todo lo que se necesita es un poco de creatividad para gastar las sobras. Hacer un buen gratinado con las patatas sobrantes y el cerdo asado, hacer un delicioso pudín con los muffins sobrantes, hacer una buena sopa con los guisantes sobrantes, etc. no dude en usar hierbas aromáticas y especias para realzar el sabor de sus nuevas recetas.

Crea un huerto en el jardín.

¿Tienes la suerte de tener un jardín? ¿Por qué no hacer una huerta para tener el privilegio de consumir verduras de la primera frescura sin pagar casi nada? Tomates, zanahorias, judías verdes, lechuga, espinaca, berenjena, etc., date un capricho.