Las diferentes formas de hacer un buen café

Hay diferentes formas de hacer café. Y en caso de que no lo haya hecho, sepa que no es la única persona en esta situación. Sin embargo, existen al menos 6 métodos para hacer que esta bebida sea tan popular en todo el mundo.

Cada forma tiene sus propias especificidades y le da a la bebida su propio sabor y concentración. Si eres un gran amante del café, seguramente disfrutarás aprendiendo sobre varias formas de prepararlo. ¡Atención!

El método tradicional o la decocción

Es uno de los métodos más antiguos y se utiliza principalmente en los países del sudeste de Europa. Concretamente, se trata de tener un café molido a tu elección y llevarlo a ebullición con agua. Si aún no tiene uno disponible en su cocina, siempre puede hacer un recorrido por el sitio tienda web de café para abastecerte.

Para la realización, puede utilizar una cafetera, una cacerola o una máquina de té. Si elige la decocción para hacer su café, puede obtener los sabores que desee agregando especias. Además, este método tradicional te permite tener un café puro del que disfrutarás plenamente de su sabor.

Café instantáneo o café soluble

Este es sin duda el método más fácil de realizar entre todos. Todo lo que necesitas hacer es poner café instantáneo en una taza de agua caliente y ¡listo! Tendrás la opción de añadir azúcar o una gota de leche y dejar que todo se disuelva y tu bebida estará lista. El único inconveniente es que este tipo de café solo se puede conservar por un período de tiempo más corto si lo comparamos con su variante molido.

La infusión

Con esta técnica, necesitará una prensa francesa que es útil para separar los posos de café. los bebida obtenida será puro y el sabor será único. Si eres un conocedor, seguro que disfrutarás del método de infusión.

Lixiviación

Bastante poco conocida, la lixiviación es otra forma de obtener café molido utilizando una cafetera eléctrica. La ventaja es que la operación es rápida y le permite tomar un café sabroso y particularmente rico en cafeína. Si prepara regularmente grandes cantidades de café, este método es para usted.

Filtración

La percolación solo se puede realizar con una cafetera italiana que se puede utilizar en placas de gas o eléctricas. Aún debes saber que este tipo de dispositivo requiere algo de experiencia, porque el proceso es bastante riguroso. De hecho, el dispositivo está equipado con dos partes separadas por un portafiltros destinado a contener el café molido. Al calentar, parte del agua se evaporará y volverá a subir al tubo del filtro. Este mismo líquido caliente pasará así por el café y finalmente terminará en la jarra.

El famoso espresso

Para obtener un café expreso, necesitará una máquina de café expreso. El proceso es similar en muchos aspectos a la percolación, excepto que allí la presión es mayor. El agua pasa a través de su café molido a una presión muy alta, lo que le permite obtener su espresso lo más rápido posible.