Recetas orgánicas: consejos de cocina para recordar

punta de la receta orgánica

¡Las recetas orgánicas están de moda! Nos dejamos seducir por esta cocina que solo utiliza productos naturales de un método de producción ecológico y optamos por llevar comida sana y deliciosa a nuestros platos inspirándonos en estos consejos de cocina.

¿Cómo cocinar orgánico?

Incluir productos orgánicos en su dieta promete muchos beneficios ya que no contienen químicos ni otros elementos sintéticos en su composición. Por lo tanto, elegimos comprar solo productos ecológicos de temporada y productos locales y damos un lugar privilegiado a productos saludables como legumbres, cereales, trigo integral y arroz. También se pueden agregar a la canasta frutas y verduras, semillas y frutos secos como sirope de agave y gomasio, las dos alternativas al azúcar y la sal.

En cuanto a la elección de recetas, nos ceñimos a platos clásicos como los rollitos de verduras picados acompañados de una loncha de lucio.Los fanáticos de las recetas más ligeras pueden optar por una ensalada Niçoise o una ensalada orgánica hecha con requesón, nueces y hierbas frescas.Las brochetas de pollo y mariscos pueden acompañar verduras cocidas al wok, mientras que un pollo con tofu frito es perfecto con arroz o quinoa.Aún hablando de quinua, este ingrediente se puede reutilizar para hacer pequeños panqueques de verduras o un gratinado de pisto.Las sopas, sopas y sopas son obviamente esenciales, siempre y cuando no agreguen mantequilla ni nada demasiado graso en su receta.

¿Cómo ganar sabor?

Las especias dulces, las almendras, los anacardos y las avellanas ayudan a agregar un toque crujiente a cualquier plato. Por ejemplo, puedes agregarlos a una ensalada para realzar el sabor o disfrutarlos a la parrilla en una sartén para disfrutar de su lado crujiente. Siempre hablando de productos orgánicosEl gomasio, una inteligente mezcla de sal y sésamo tostado, es cada vez más popular por sus múltiples beneficios. Se prefiere a la sal de mesa clásica para espolvorear platos y en el proceso añadimos sésamo triturado para condimentar verduras crudas, verduras al vapor y gratinados.

La crema de soja lacto-fermentada se puede usar como guarnición para un quiche o un pastel con cebolla y huevos, mientras que los más gourmet pueden combinarla con un chorrito de aceite de oliva. aceitunas y hierbas para una salsa deliciosa. La harina de maíz integral o polenta es una base excelente. Reconocida por muchas de sus virtudes, la polenta combina bien con puré de avellanas para acompañar pechuga de pollo o con coulis de tomate y un chorrito de aceite de oliva para acompañar carnes rojas. Finalmente, jengibre, comino, canela, cardamomo, la cúrcuma y la nuez moscada serán perfectos para condimentar verduras al vapor, pechugas de pollo y pescado a la parrilla.