La caja de delicatessen, el regalo definitivo

Un regalo original es un regalo en el que no pensarías en un principio. La caja de delicatessen ofrece una amplia variedad de productos gourmet para ofrecer. Aquí hay algunas buenas razones por las que debería considerarlo. 

Un regalo corporativo para destacar

Para las empresas, el final del año suele coincidir con el momento en que buscan complacer a sus clientes y empleados. Agradecer a unos por su confianza y asegurar la fidelidad de otros, la caja de delicatessen sigue siendo un regalo de elección.

Este obsequio te permitirá abstenerte de regalar tazas, calendarios y otros agentes, ideas que aún se explotan y tienen el mérito de carecer de originalidad.

Un regalo excepcional para más placer

Para las personas, las oportunidades para agradecer a un ser querido pueden surgir en cualquier momento. Cuando se mueve donde tus amigos habrán sido invaluables, después de haber pasado por un momento difícil rodeado de seres queridos o cuando sus padres cuidan a sus hijos mientras viajan. 

Para todas estas ocasiones, la caja delicatessen es un regalo oportuno, primero por su originalidad y luego por su autenticidad. Puede componer su selección de productos excepcionales y enviarlos a la persona dedicada en un empaque que les permita conservar toda su frescura, con elegancia. 

Por momentos compartidos de glotonería

Ya sea que el destinatario de la caja de delicatessen sea más salado o prefiera los sabores dulces, la ventaja es que puedes diseñar tu canasta fina según tus preferencias. 

Desde galletas de chocolate de todo tipo hasta hermosas mermeladas seleccionadas con esmero, pasando por ollas de foie gras y rillettes, la caja del supermercado es un descubrimiento del placer gourmet. 

Para un aperitivo con amigos, pero también para sabrosos placeres, su caja es adecuada para todas las fantasías. Te da la oportunidad de degustar platos tradicionales, pero también creaciones que disfrutarás compartiendo con tus seres queridos.