Utensilios de cocina: ¿qué material elegir?

Aparte del diseño y prestaciones de los utensilios de cocina, los materiales utilizados en su fabricación son otro factor determinante a tener en cuenta. Pueden influir en la cocción, el sabor y la higiene de los platos, pero especialmente en nuestra salud. Estos son los conceptos básicos sobre los materiales más utilizados para que pueda tomar las mejores decisiones.

Cobre: ??el material de los grandes chefs

Excelente conductor del calor, el cobre es uno de los materiales más famosos en la cocina. Recomendado por los mejores chefs, este material de aspecto vintage promueve una cocina auténtica y saludable. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que se vuelve tóxico con el desgaste. Tan pronto como notes depósitos verdosos en tu utensilio de cobre, recuerda renovarlo.

Pequeño consejo: El mantenimiento de los utensilios de cocina de cobre se realiza de manera eficaz frotándolos con jugo de limón.

Hierro fundido natural: perfecto para hervir a fuego lento

Al igual que el cobre, el hierro fundido natural conduce el calor perfectamente para una cocción uniforme. Tiene la innegable ventaja de no dejar escapar sustancias nocivas para la salud. Asimismo, casi nunca se desgasta, garantiza una larga vida útil de los utensilios. Este material, que recuerda a la cocina de nuestras abuelas, también le dará a tu cocina un aire ligeramente rústico. Excelente anti-adhesivo, también ayuda a limitar la adición de grasa a nuestra cocina. A diferencia del cobre, los utensilios de hierro fundido natural son adecuados para todas las placas. Solo que son bastante pesados. Para su mantenimiento, deben secarse y aceitarse después de cada lavado.

Acero inoxidable: una opción duradera

Como el hierro fundido natural, el acero inoxidable es inofensivo. Fabricado en acero inoxidable, difunde el calor de manera uniforme, ofreciendo una cocción perfecta sin poner en peligro nuestra salud. El acero inoxidable es también uno de los materiales preferidos de los grandes chefs. Sin duda, es eficaz a la hora de cocinar, sea cual sea el tipo de platos. Con este tipo de material, la comida no se pega al fondo de los utensilios. Sin embargo, se recomienda tomar precauciones con delicias como el pescado. Preferiblemente, opte por cocinar a fuego lento. Inalterable, el acero inoxidable es adecuado para todo tipo de placas. Es apto para lavavajillas y su mantenimiento es muy sencillo (esponja ligeramente abrasiva).

Nuestro consejo: Si sueñas con tener una cocina similar a la de un profesional, opta por los accesorios de acero inoxidable. Sobre todo, no dudes en comprar tu sartenes de cocina en línea. Son de calidad superior a precios muy atractivos.

Aluminio: ligero y práctico

Ligereza y practicidad son los puntos fuertes de los utensilios de aluminio. Además, no se oxidan y se pueden lavar en el lavavajillas. Asimismo, este material conduce el calor mejor que el acero inoxidable y el hierro fundido natural. Sin embargo, se deben evitar los alimentos en contacto directo con el aluminio, debido a ciertos riesgos para la salud.

Cerámica: robusta y natural

Utilizada durante siglos, la cerámica ayuda a retener el calor y preserva el sabor de los alimentos, sin la gracia de la materia. Sin embargo, se recomienda optar por utensilios de cerámica sin barniz y sin base de aluminio.

Ahora que tiene una idea de los materiales de utensilios de cocina más populares, ¿Qué revestimiento elegir para sus ollas y sartenes?